Investigadores llevan a cabo un proyecto que inyectará energía proveniente de sistemas fotovoltaicos (solar) a la red convencional de distribución de energía eléctrica, con el objetivo de disminuir la sobrecarga del sistema eléctrico en momentos de elevado consumo. El proyecto va en línea con el propósito de la ley nacional que prevé para 2016 abastecer el 8% de la demanda energética del país a través del uso de energías renovables.

El Grupo de Energías Renovables (GER) perteneciente a la Facultad de Ciencias Exactas, Naturales y Agrimensura investiga la promoción de las energías alternativas, y una de sus principales líneas de trabajo es la utilización de la energía solar.
 
A partir del caudal de conocimiento logrado en el campo de sistemas fotovoltaicos, las experiencias locales de implementar la energía solar como fuente alternativa de energía en zonas rurales y el contexto político favorable de promoción del desarrollo de energías alternativas, el GER inició un proyecto que plantea la instalación y estudio de sistemas fotovoltaicos conectados a la red de distribución de energía eléctrica. Vale aclarar que los sistemas fotovoltaicos permiten, mediante una óptima selección de los diferentes paneles solares (formados por un conjunto de celdas o células fotovoltaicas) y equipamiento auxiliar, transformar la energía solar en energía eléctrica.
 
En las últimas décadas, los sistemas de provisión de energía que utilizan recursos renovables han sido estudiados y empleados como opción para suministrar energía eléctrica en entornos urbanos. El aumento del valor pecuniario de los recursos energéticos fósiles, la disminución de las reservas existentes, los problemas ambientales asociados y la recompensa monetaria para las energías alternativas, crearon un marco apropiado para el estudio y empleo de sistemas de abastecimiento de energía que utilizan recursos renovables.
 
Entre las diferentes formas de utilización de energías renovables en el mundo, los sistemas fotovoltaicos se presentan como una alternativa promisoria, destacándose su alta confiabilidad, posibilidad de generación descentralizada, facilidad de instalación y manutención, la ausencia de residuos, utilizar una fuente renovable y, desde el punto de vista económico, una tendencia a la disminución de los precios y un aumento de la eficiencia.
 
El objetivo del trabajo llevado adelante por el GER “es analizar la viabilidad de incorporar la energía solar como medio para, en parte, solucionar los problemas que se generan en la red eléctrica en momentos de picos de demanda y que coinciden con momentos de un elevado nivel de radiación solar” explicó a Argentina Investiga el ingeniero Luis Vera, uno de los responsables del proyecto junto al licenciado Arturo Busso.
 
Se prevé instalar un sistema fotovoltaico conectado a la red de energía eléctrica con carácter experimental, el cual será monitoreado para permitir su análisis y verificar su comportamiento, efectos y beneficios en entornos urbanos.
 
Sobre los beneficios directos del proyecto, Vera ejemplificó que, en la región, la temporada de verano y en especial los días de mucho sol y calor constituyen los momentos de mayor consumo y sobrecarga del sistema, variables que coinciden con la mayor posibilidad de generación de energía solar.
 
Evaluar el perfil de generación de la red eléctrica posibilitará a los investigadores saber en qué nivel la incorporación de energía solar podrá afrontar el consumo, en horarios donde la demanda asociada a equipos de aire acondicionado es elevada.
 

Desarrollo
 
El equipo, de carácter demostrativo y de capacitación, estará ubicado en el Campus Libertad, específicamente en el edificio de la Facultad de Ciencias Exactas, e inyectará energía generada por paneles solares al suministro eléctrico que llega a la Facultad. El equipo permitirá determinar el impacto de este tipo de sistemas sobre el comportamiento de la red eléctrica a través de sus variaciones, picos de consumo y de otros aspectos. Otra utilidad será la instalación de unidades de generación fotovoltaica en los tramos finales de la red eléctrica, tramos en los que en general existe una disminución importante en el valor de tensión, en relación al valor normal de 220 V.
 
Vera aclaró que el objetivo es incorporar energía solar a la red eléctrica para ampliar la disponibilidad general de energía, y hacerlo en forma racional para subsanar una parte de los problemas de déficit eléctrico de forma descentralizada.
 
Los investigadores prevén que los resultados de este proyecto sirvan para el análisis prospectivo de la evolución en el uso de sistemas fotovoltaicos conectados a la red eléctrica (SFVCR) en la región, y como base para determinar la factibilidad de instalar fábricas de módulos fotovoltaicos, inversores y otros elementos utilizados en estos sistemas.
 
Además, estos sistemas demandan mano de obra especializada y no especializada, con lo cual, la utilización y diseminación de los sistemas fotovoltaicos conectados a la red eléctrica crearán un importante número de puestos de trabajo, de forma directa e indirecta.
 
En lo institucional, el proyecto cuenta con la participación de diferentes organismos, tanto del ámbito académico, gubernamental y del ámbito privado. El proyecto será llevado a cabo conjuntamente entre el GER – FaCENA, la F.C.E.y T – UNSE (Santiago del Estero), la secretaría de Energía de Entre Ríos, la subsecretaría de Energía de Corrientes y cuenta con el apoyo de la Asociación de Distribuidores de la Energía Eléctrica en Argentina “ADEERA”.
 

Importancia
 
En Argentina, como principal promotor en el uso de la tecnología fotovoltaica se encuentra el “Proyecto de Energías Renovables en Mercados Rurales” (PERMER), el cual tiene como objetivo el abastecimiento de electricidad a viviendas rurales y servicios públicos que se encuentran fuera del alcance de la red de distribución de energía.
 
Teniendo en cuenta la posible inclusión de la generación fotovoltaica dentro del ámbito de la matriz energética nacional, diferentes instituciones, como la fundación Bariloche y el “Proyecto Solar San Juan”, llevan adelante estudios para analizar las formas más adecuadas de remover barreras técnicas, económicas, regulatorias y financieras para la inserción de la energía solar en el sector residencial, comercial e industrial de nuestro país.
 
En Argentina, la actualización en 2009 de la ley nacional
Nº 26.190, que impulsa la generación de energía eléctrica a partir del uso de fuentes de energía renovables, incentiva la investigación para su desarrollo tecnológico y promueve la fabricación de equipos con esa finalidad. Específicamente, esta ley considera una remuneración de 0,90 $/kWh generado a través de sistemas fotovoltaicos.
 
“La norma establece para 2016 la meta de abastecer el 8% de la demanda energética del país a través del uso de energías renovables”, lo cual aventura amplias perspectivas para quienes se dedican a la promoción y estudios de energías alternativas” finalizó Vera.
 
Juan Monzón Gramajo
Universidad Nacional del Nordeste
Argentina

GPC | Guía de Proveedores para la Construcción de Argentina

Quienes somos 

Términos y condiciones

Contacto

Trabaja con nosotros

En Internet: www.gpc.com.ar
E-mail: gpc@gpc.com.ar

En Facebook En Twitter En Linkedin

Argentina

Suscripción al boletín