Por Arquitecta María Leticia Martínez* Para la mayoría de las personas ajenas al sector de la construcción los términos arquitecto, ingeniero o técnico (maestro mayor de obras) pueden resultar confusos y a menudo la gente suele no hacer distinción entre ellos. Esto se debe básicamente a que al momento de hacer un proyecto, cálculo y dirección técnica para presentar en un municipio, todos cuentan con la misma incumbencia o alcance del título, permitiendo esto que puedan hacer dichas presentaciones.

Para empezar a despejar el asunto, hay que saber que arquitectos, ingenieros y técnicos comparten algunas incumbencias, lo cual implica que se solapan en las labores profesionales. Esta situación es lo que genera la confusión. Sin embargo, vamos a tratar de ver las diferencias en cuanto a los estudios y los objetivos de las carreras académicas.

Arquitectura

El arquitecto es el profesional que se encarga de proyectar, diseñar, dirigir la construcción y el mantenimiento de viviendas, edificios, urbanizaciones, ciudades y estructuras de diversos tipos. Su arte se basa en reflexionar sobre conceptos del habitar bajo necesidades sociales. Es un profesional con nivel de estudios universitarios, que requiere una profunda formación técnica, artística y social. Está acostumbrado a trabajar en equipo desde su formación, lo cual le otorga una capacidad extra a la hora de la coordinación de tareas en la obra. Proyectar planificaciones urbanas, edificaciones, espacios urbanos o varias estructuras, y velar por el adecuado desarrollo de su construcción y mantenimiento, es la consecuencia de dicha reflexión.

Ingeniería Civil o en construcciones

El ingeniero civil es el profesional con estudios universitarios que emplea conocimientos de cálculo, mecánica hidráulica y física para encargarse del diseño, construcción y mantenimiento de las estructuras e infraestructuras emplazadas en el entorno, incluyendo edificios, carreteras, ferrocarriles, puentes, canales, presas, puertos, aeropuertos, diques y otras construcciones relacionadas. Lo más preponderante es el cálculo estructural y la garantía de la estabilidad de la obra.

Tecnicatura en construcción o Maestro mayor de obras

El maestro mayor de obras es un técnico especializado en construcciones e instalaciones, que posee una formación y conocimientos específicos sobre los procesos constructivos.

Un poco de mezcla en la obra

La ingeniería civil es un poco más dura si se quiere, debido a que se basa en el estudio de ciencias exactas como la física y la matemática para el cálculo durante la carrera, dando así mayor experiencia a la hora de resolver el cálculo de las estructuras. El ingeniero, por su parte, se enfoca en la estructura de las construcciones. Estudia las condiciones para que el diseño en planos se materialice de la mejor manera. Por ello, debe analizar los materiales que se emplearán en la construcción y la condición del terreno, entre otros aspectos.

Los arquitectos son profesionales más dedicados al diseño en general, desde los espacios de gran escala urbana, los edificios, viviendas, espacios efímeros, paisaje, hasta el mobiliario que complementa lo anterior y el interiorismo. Es el más especializado en el diseño de los espacios interiores y exteriores, pensando en la distribución de los elementos, la estética, la funcionalidad de los mismos y en el diseño estructural que lo sostiene. Es una labor asociada a la creatividad, tanto para optimizar el uso de recursos como para romper esquemas y pre conceptos.

Los técnicos están en la búsqueda de la solución constructiva y de las instalaciones. Tienen una formación técnica del arte de construir y cuentan con experiencia en la obra, lo que les da la posibilidad de buscar buenas soluciones técnicas.

Los arquitectos tienen más salida laboral en cuanto a obras que solicitan clientes particulares que desean tener su casa, oficina o inversiones, garantizando un estudio general de soluciones técnicas, estéticas y constructivas. Como así también de las planificaciones territoriales, urbanas, planes de urbanizaciones, loteos, etc. Los ingenieros, en general, van por obras de mayor envergadura encomendadas por empresas, privadas o públicas, empresas constructoras, etc. En el ámbito privado se especializan en el cálculo, verificación sísmica y dirección técnica de las estructuras, como así también en la construcción de edificios y viviendas. Los técnicos se especializan en las soluciones técnicas de la construcción, de las instalaciones y el acompañamiento general en la obra.

¿Cuánto cuesta?

Y como no se puede evitar la pregunta…¿Cuánto cuesta?, ¿qué diferencia hay entre un profesional y otro?, ¿es más barato o más caro contratar a un MMO, un arquitecto o un ingeniero?. Actualmente los honorarios de todos están “desrregulados”, es decir que no se establece cuanto se debe cobrar por cada labor profesional. Por lo tanto cada profesional cobra sus honorarios en base a su experiencia, a los resultados de sus obras construídas, a la calidad del servicio que realiza, a la relación que establece con el cliente, etc.

Lo único que es común a todos los profesionales y obligatorio en todos los casos es el aporte previsional que se genera por cada labor profesional, independientemente del título de cada uno y de los honorarios pactados libremente, y son siempre igual para las tres profesiones dependiendo del tipo de obra, la categoría de la misma y los metros cuadrados.

¿Cuál es mejor? ¿Qué me conviene? ¿A quién contrato?

En conclusión: lo principal es saber que estas tres carreras se complementan. No hay una mejor que la otra. Pero sí son diferentes en cuanto a sus objetivos y por ende, en los resultados y en la calidad de la respuesta a los requerimientos del cliente.

Lo que tenemos que pensar al momento de encarar una inversión de cualquier envergadura, ya sea la casa propia, un edificio de viviendas, comercial, institucional, planificación urbana, loteos, etc. es en el resultado que queremos obtener para nuestra inversión. En la obra que quedará formando parte del paisaje cultural o rural donde se construye.

Y para lograr una mejor respuesta, tenemos que pensar en profesionales que nos garanticen un resultado de excelente calidad en cuanto a lo funcional, estético y constructivo. Que den respuesta al entorno donde se encuentra inserto, respetándolo y jerarquizándolo. En profesionales que puedan trabajar en equipos interdisciplinarios, coordinando las distintas tareas que surjan en la obra hasta que sea habitada.

En ese sentido, contamos con tres carreras con diferentes especialidades que, al complementarse, garantizan el mejor resultado.

* Arq. María Leticia Martínez Secretaria Consejo Ejecutivo del Colegio de Arquitectos de Mendoza
Aparecido en diario Los Andes de Mendoza

GPC | Guía de Proveedores para la Construcción de Argentina

Quienes somos 

Términos y condiciones

Contacto

Trabaja con nosotros

En Internet: www.gpc.com.ar
E-mail: gpc@gpc.com.ar

En Facebook En Twitter En Linkedin

Argentina

 

Diseño Altaviata Comunicación

Suscripción al boletín